Novedades impositivas. Proyecto de ley de solidaridad social y reactivación productiva en el marco de la emergencia pública

Novedades impositivas. Proyecto de ley de solidaridad social y reactivación productiva en el marco de la emergencia pública

El proyecto de ley elaborado por el Poder Ejecutivo incluye modificaciones importantes en materia tributaria y seguridad social, entre otras cuestiones.

Seguidamente, detallamos los principales puntos del proyecto de ley:

 

Regularización de obligaciones tributarias, de la seguridad social y aduaneras para Pymes

Los contribuyentes que se encuentren inscriptos como Micro, Pequeñas o Medianas Empresas, podrán acogerse a un régimen de regularización de deudas tributarias y de los recursos de la seguridad social y de condonación de intereses, multas y demás sanciones. Podrán incluirse obligaciones vencidas al 30 de noviembre de 2019 inclusive y el plan de pagos estará vigente hasta el 30 de abril de 2020.

Las deudas podrán cancelarse mediante alguna de las siguientes opciones:

– Pago al contado: Se aplicará una reducción del quince por ciento (15%) de la deuda consolidada.

– Pago mediante planes de facilidades de pago que a tal efecto establezca la AFIP: La cantidad de cuotas tendrán un máximo de: a) Sesenta (60) cuotas para aportes personales con destino al Sistema Único de la Seguridad Social y para retenciones o percepciones impositivas y de los recursos de la seguridad social y b) Ciento veinte (120) cuotas para el resto de las obligaciones.

En caso de adherirse a un plan de facilidades de pago, el mismo tendrá las siguientes características:

1) La primera cuota del plan vencerá como máximo el 16 de julio de 2020 según el tipo de contribuyente, deuda y plan de pagos adherido.

2) La tasa de interés será fija, del tres por ciento (3%) mensual, respecto de los primeros 12 meses y luego se aplicará la tasa variable equivalente a BADLAR utilizable por los bancos privados.

 

Seguridad Social. Contribuciones Patronales

Se establecen las siguientes alícuotas para las contribuciones patronales con destino a los subsistemas de Seguridad Social:

– 20,40% para los empleadores pertenecientes al sector privado cuya actividad principal encuadre en el sector “servicios” o en el sector “comercio”, siempre que sus ventas totales anuales superen los pesos cuarenta y ocho millones ($ 48.000.000).

– 18% para los restantes empleadores pertenecientes al sector privado no incluidos en el párrafo anterior.

Estos porcentajes son los que rigen actualmente. Los cambios que propone este proyecto de ley suspenden la reducción y unificación gradual prevista por la última reforma tributaria, en donde se establecía que todos los empleadores estén alcanzados a una tasa del 19,5% a partir de enero de 2022.

Asimismo, se reduce el mínimo no imponible para el pago de las contribuciones patronales a pesos siete mil tres con sesenta y ocho centavos ($ 7.003,68) para todos los empleadores, con excepción de los sectores de textil, de confección de calzado y marroquinería, sector primario agrícola e industrial y servicios, establecimientos e instituciones relacionadas con la salud. Para estos últimos el mínimo no imponible será de diecisiete mil quinientos nueve con veinte centavos ($ 17.509,20). No se prevén mecanismos de actualización para estos importes.

Los empleadores que tenga una nómina de hasta veinticinco (25) empleados gozarán de una detracción adicional a la del párrafo anterior de pesos diez mil ($ 10.000) mensual, aplicable sobre la totalidad de las contribuciones patronales.

Estas disposiciones no serán de aplicación para los empleadores titulares de establecimientos educativos de gestión.

 

Impuesto sobre los bienes personales

Personas humanas

Con efectos a partir del período fiscal 2019 inclusive, se propone la siguiente escala de alícuotas progresivas para la liquidación del gravamen:

Se delega al Poder Ejecutivo la facultad de fijar alícuotas diferenciales superiores para gravar los bienes situados en el exterior. Estas alícuotas no podrán superar el 2,5%. Asimismo, estas alícuotas podrán reducirse en caso de verificarse la repatriación de los activos financieros situados en el exterior.

 

Personas jurídicas

El impuesto correspondiente a las acciones o participaciones societarias argentinas se incrementará a una alícuota de cincuenta centésimos por ciento (0,50%). Actualmente la alícuota aplicable es del 0,25%.

Esta alícuota será aplicable para los períodos 2019 y siguientes.

 

Impuesto cedular

Se establece para el período fiscal 2019, a opción de los contribuyentes, la posibilidad de afectar los intereses o rendimientos de títulos públicos y obligaciones negociables al costo computable del título u obligación que los generó.

Se deroga a partir del período fiscal 2020 el impuesto cedular aplicable a los resultados por rendimientos de depósitos bancarios, títulos públicos, obligaciones negociables, cuotapartes de fondos comunes de inversión, títulos de deuda de fideicomisos financieros y contratos similares, bonos y demás valores.

 

Impuesto para una Argentina inclusiva y solidaria (PAIS)

Se establece por el término de cinco (5) períodos fiscales a partir de la vigencia de la ley, un impuesto que se aplicará en todo el país sobre las siguientes operaciones:

a) Compra de billetes y divisas en moneda extranjera para atesoramiento o sin un destino específico, efectuada por residentes en el país.

b) Adquisiciones de bienes o prestaciones y locaciones de servicios efectuadas en el exterior que se cancelen mediante la utilización de tarjetas de crédito, de compra y débito y cualquier otro medio de pago equivalente. Se incluyen las extracciones o adelantos en efectivo efectuadas en el exterior.

c) Adquisición de servicios en el exterior contratados a través de agencias de viajes y turismo- mayoristas y/o minoristas-, del país.

d) Adquisición de servicios de transporte terrestre, aéreo y por vía acústica, de pasajeros con destino fuera del país.

Serán pasibles de este impuesto, las personas humanas o jurídicas residentes en el país que realicen alguna de las operaciones citadas precedentemente.

El impuesto se determinará aplicando la alícuota del treinta por ciento (30%) sobre el importe total de cada operación alcanzada, con excepción de la adquisición de servicios de transporte en cuyo caso se calculará sobre el precio neto de impuestos y tasas.

Este impuesto se aplicará a las operaciones, liquidaciones y pagos efectuados a partir del día siguiente a la entrada en vigencia de la presente ley.

 

Impuesto sobre los créditos y débitos en cuentas bancarias y otras operatorias

Los débitos bancarios que se generen por extracciones en efectivo – bajo cualquier forma-, estarán sujetos al doble de la tasa vigente. Es decir, que estas operaciones estarán alcanzadas a una tasa del 1,2%. Quedan exceptuadas de esta disposición las cuentas bancarias cuyos titulares sean personas humanas o personas jurídicas que revistan y acrediten la condición de Micro y Pequeña Empresa.

 

Impuesto a las ganancias – Personas jurídicas

Se suspende hasta el 31 de diciembre del 2020 la aplicación de la tasa del impuesto a las ganancias para las sociedades de capital y establecimientos permanentes del 25%. Asimismo, se suspende hasta esa misma fecha, la tasa del 13% sobre las distribuciones de utilidades. Las tasas que regirán hasta esa fecha serán del 30% y 7% respectivamente.

Demos

Layout

Wide
Boxed

Nav Mode