Régimen de retención de los impuestos al valor agregado y a las ganancias - Facturas clase “M” y facturas clase “A con leyenda operación sujeta a retención” - RG (AFIP) 4627

La Resolución General (AFIP) 4627 establece modificaciones al régimen de retención del IVA y del impuesto a las ganancias aplicable al pago de las facturas clase “M”.

Asimismo, se incorpora a este régimen de retención a las facturas clase “A con leyenda operación sujeta a retención”. Estos comprobantes son los comprobantes llamados anteriormente facturas clase “A con CBU informada”. El pago de estos debe realizarse mediante transferencia bancaria o depósito, en la cuenta bancaria que fuera informada por el emisor de la factura.

A continuación, detallamos las principales características del régimen de retención.

En primer lugar, se elimina el importe mínimo sujeto a retención de $ 1.000 (pesos mil).

Las retenciones se calcularán sobre el precio neto de la operación:

a) En el impuesto al valor agregado

1- Comprobantes clase “M”: el cien por ciento (100%) de la alícuota que corresponda, según el hecho imponible de que se trate.

2- Comprobantes clase “A” con leyenda “OPERACIÓN SUJETA A RETENCIÓN”: el cincuenta por ciento (50%) de la alícuota que corresponda, según el hecho imponible de que se trate.[1]

b) En el impuesto a las ganancias

1 – Comprobantes clase “M”: seis por ciento (6%).

2 – Comprobantes clase “A” con leyenda “OPERACIÓN SUJETA A RETENCIÓN”: tres por ciento (3%).

 

Es importante considerar que si por aplicación de los regímenes generales de retención establecidos por las resoluciones generales 830 (impuesto a las ganancias) y 2854 (IVA), surgiera que el monto de retención es superior al que resultaría por la aplicación de las alícuotas mencionadas precedentemente para cada impuesto, corresponderá la aplicación del monto mayor.

Los sujetos que deban emitir comprobantes clase “M” o clase “A” con leyenda “Operación sujeta a retención” no podrán oponer el certificado de exclusión de retenciones del impuesto a las ganancias y del impuesto al valor agregado.

Les recordamos que las retenciones deberán ser practicadas al momento de efectuar el pago de cada operación. Los agentes de retención deben entregar al sujeto pasible el comprobante o certificado de retención.

Las disposiciones de la presente entrarán en vigencia a partir del día 11 de noviembre de 2019.

 

 

[1] Para el caso de empresas promovidas que efectúen compras que originen la emisión de facturas clase “M”, cuyo impuesto al valor agregado comprendido en las respectivas operaciones sea ingresado parcialmente mediante “Bonos de Crédito Fiscal – IVA Compras”, la retención a practicar será equivalente al monto del gravamen no cancelado mediante los citados bonos. Cuando por tales operaciones se emitan comprobantes clase “A” con leyenda “OPERACIÓN SUJETA A RETENCIÓN”, la retención de dicho gravamen se realizará sobre el monto no cancelado mediante los citados bonos.

Demos

Layout

Wide
Boxed

Nav Mode